miércoles, 19 de octubre de 2016

La publicidad


                                                      - LA PUBLICIDAD -

        Uno de los elementos más influyentes para las personas es y ha sido la publicidad. Colores, chicos, chicas, un producto maravilloso y estupendo que puede llegar a ser tuyo... Sí, la publicidad que nos hipnotiza y nos impulsa la mayor parte de las veces a consumir de manera excesiva. Pero, ¿qué es y que implica la publicidad? ¿qué hay más allá de todo ese montaje?

      Con lo que juega mucho la publicidad es con los colores, con la música, puesto que se hacen estudios de mercado.
Por ejemplo, para atraer a los jóvenes, ponen colores vivos o una música muy movida para que se animen a comprarlo. En los años 60-70, se utilizaba como un modelo de comparación social.
      Los tipos de publicidad que existen son la de presentación (en la que explican las características del producto produciéndose un factor rebaño en el que resulta más barato, más accesible...); la de cualificación (en la que explican los beneficios que ofrecen el producto y se da en escenarios ficticios), los comparativos (en el que comparan el producto con la competencia); y la presencia de marca o eslogan.
      El interés de los anuncios es de atraer la atención, despertar el interés, el deseo y la necesidad de consumirlo y la acción de que lo compre.

   La publicidad es la divulgación de información sobre un producto de manera edulcorada, de manera que nos atrape a comprarlo. ¿Qué valores oculta internamente pero que en el exterior podemos percibirlos en nuestra vida diaria? Lo que se fomenta en cierta publicidad es el sexismo, en el que siempre aparecen las niñas jugando a las muñecas y los niños jugando al fútbol, no dando como opción a que se pueda producir a la inversa.  Los niños que no están expuestos a los anuncios, en muchos anuncios relacionadas con las tareas del hogar, se pone al hombre como que es incapaz de realizar la colada o de cocinar hasta que no viene la mujer y lo hace. Con este tipo de anuncios, se producen estereotipos y roles de género que afectan negativamente a nuestra sociedad. Otro de los elementos ocultos de los anuncios es la obsesión por la belleza (músculos y aspecto fornido en el hombre, y delgada y sin imperfecciones en el caso de la mujer),  de manera que hace que en muchos casos la autoestima empeore causando casos de cirugía estética en la que te prometían quitar esos kilos de más, en la que te prometen que tendrás unos labios carnosos, que podrás tener los pechos grandes que siempre habías deseado... en los que aparecen los complejos e inseguridades. Otros valores que se pueden apreciar son la felicidad, la competitividad, el éxito, el dinamismo, el erotismo, la modernidad, la obsesión por la limpieza, en ocasiones se puede llegar a encontrar un componente social....

     
      Como reflexión final, es por ello importante, llegar a  reflexionar de una forma crítica y reflexiva, de manera que puedan ver el mensaje subliminal, ya que se juega mucho con la mente de los niños, y es por eso que es muy importante trabajarlo en el aula
  Nos vemos en otra entrada


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hola, muchas gracias por tu visita ;)
Deja tu comentario, tus opiniones y críticas son importantes para mí
Puedes dejar el link de tu blog si lo deseas, yo me pasaré encantada
Los comentarios que contengan spam o comentarios ofensivos serán eliminados.